shoikan

Horóscopo Chino Rata

la rataEs el animal considerado como el más representativo del horóscopo chino, porque es el primero de los doce animales y da comienzo al ciclo de la vida.
Horario: entre las 23:00 y las 00:59 horas del día siguiente.
Mansión: creatividad.
Resumen: responsable de provocar el movimiento a partir del cual se generan todos los elementos del universo. Sensibilidad e inteligencia emocional. Le gusta proteger su vida íntima. Prudente, previsor y observador de todo lo que acontece alrededor, para poder sacar un provecho. Visto desde fuera independiente, pero ningún otro animal del zodíaco cuidará mejor de la familia, porque su sentido de la responsabilidad y compromiso es muy elevado, aunque desde luego su cualidad más destacada es el ahorro. Seductores, muy buenos en la comunicación con las personas en las distancias cortas, y también trabajadores, muy hacendosos. su gran rasgo negativo es la ambición.

La rata y los cinco elementos:

Rata de metal: intenta compaginar dos mundos distintos, uno material y otro mental y es muy dificil alcanzar el equilibrio. Pero la rata de metal, con su inquebrantable laboriosidad es capaz de lograrlo. El nativo es dado a reprimir sus sentimientos y se preocupa en exceso de las apariencias.
Rata de agua: buscará el contacto con los demás y disfrutará de su confianza. Se le da muy bien convencer a los demás, por lo que es muy posible que su dedicación tenga que ver con algun campo relacionado con las ventas.
Rata de madera: éste elemento aporta la calma que la siempre ansiosa rata necesita. La madera hace que la ambición propia del signo esté controlada y se dirija hacia metas concretas y prácticas, cosas que requieren una buena organización.
Rata de fuego: con un gran sentimiento de justicia y de cumplimiento de las normas sociales y morales. La natural ambición de la rata se centra en éste caso en labores de mando, la diplomacia no es su fuerte.
Rata de tierra: una actitud claramente materialista y práctica, suelen dar la imagen de personas interesadas y hasta egoístas, pero le gusta respetar y ser respetado. En el ámbito profesional buscará estabilidad y buenas relaciones.
En la antigua mitología china Buda convoca a todos los animales y la rata llega la primera. Lo consigue viajando a lomos del buey, mucho más poderoso, pero al llegar da un salto para llegar primero. En la cultura oriental la rata se asocia al éxito, y suele vencer cualquier inconveniente para conseguir el objetivo que se propone.
El año de la Rata en el horóscopo chino: abundancia en general en todos los sentidos. Es el animal que inaugura el nuevo ciclo, y suele traer ilusión, esperanza y nuevas oportunidades, aunque ya se sabe que no distingue bien entre el bien y el mal y por lo tanto también puede crear problemas y conflictos.

El año de la rata para el resto de animales:

  • La rata: nuevas expectativas en su propio año. El nativo de éste signo no debe dejar escapar las buenas oportunidades que se le presenten.
  • El Buey: cambios en su apacible vida, un año para enfrentar algún nuevo aspecto en lo personal.
  • El tigre: un buen año para el tigre, y tanto en lo personal como en lo profesional se producirán acontecimientos importantes.
  • El gato: aunque le gusta la vida plácida y tranquila éste año no lo será, y tendrá que enfrentar varios contratiempos.
  • El dragón: un año excelente para los nativos del dragón, y se notará especialmente en el campo profesional, con nuevas oportunidades.
  • La serpiente: con toda su sabiduría, no será suficiente para sortear un sinfín de inconvenientes que se presentarán, toda precaución es poca.
  • El caballo: uno de los peores años para el caballo, con asuntos familiares o burocráticos que reclamarán toda su atención.
  • La oveja: no se verá afectado en exceso por el año de la Rata, ni positiva ni negativamente.
  • El mono: uno de sus años preferidos, con muchas nuevas expectativas en su futuro. Debe templar para no excederse de optimista.
  • El gallo: no se encuentra del todo a gusto en éste año, pero puede sacar provecho a corto plazo.
  • El perro: un año de suerte, y en los momentos más delicados tendrá fortuna. Puede sacar beneficio también de acciones del pasado.
  • El jabalí: un año de incertidumbre, lo mejor que puede hacer es no desesperrarse y no preocuparse en exceso en los peores momentos.
Compatibilidad de la Rata con el resto de animales: los más afines son el Buey, en primer lugar, con multidud de puntos en común, y luego el Dragón y el Mono. Los más incompatibles con la Rata son el caballo, porque habrá choques constantes de personalidad, y luego con el tigre y la oveja tendrá también serias dificultades para entenderse.

Consejos para la Rata en el año de:

La rata: año afortunado y en el que deberá estar atento a las buenisimas oportunidades que se presentan, de dinero y profesionales.
Buey: conseguirá mejorar sin apenas proponérselo, pero con cuidado porque puede despertar envidias en los demás.
Tigre: tendrá fuerza y entusiasmo para cualquier tarea, y sólo debe preocuparse en no excederse por las buenas expectativas.
Gato: sin grandes cambios, debe intentar mejorar sus relaciones laborales sobre todo si ya están algo deterioradas.
Dragón: negocios viento en popa, con una buena reflexión previa que ahora da sus frutos. Además creará cimientos sólidos para el futuro.
Serpiente: tendrá que ser prudente con las relaciones porque alguna fallará, y también cuidado con el dinero y la salud.
Caballo: peligro con los asuntos financieros porque puede tener contratiempos con el dinero, y hacer lo posible para que no sea grave.
Oveja: acuerdos y conciliaciones. Buen año a nivel económico y profesional, quizá no tanto con la salud.
Mono: doce meses de oportunidades y alguna habrá que aprovechar, alguno de los planes se llevará a cabo con buenas relaciones.
Gallo: año intenso en compromisos personales, de amistad o de pareja, y más equilibrado en el resto de aspectos.
Perro: problemas que le quitarán el sueño, necesitará paciencia y tesón para superarlos, y tomarse las cosas con filosofía.
Jabalí: mal año para los negocios, en el que lo mejor es quedarse como está y no especular demasiado.
Te Gusta?