Signo Cáncer

Signo CáncerPara nada es lo que parece. Cáncer es uno de los signos más fuertes, al menos emocionalmente, del zodíaco. Los nacidos entre el 22 de junio y el 23 de julio son los eternos melancólicos, pero también los que jamás abandonan en el amor.

Características de Cáncer

Quizá la nobleza de corazón es la cualidad que mejor define al signo. Es ese tipo de persona de formas suaves, y de contenido profundo en las palabras y en la comunicación. Siempre atentos y galantes, agradables. A un cáncer es mejor darle un margen de tiempo en todos los aspectos, porque, como todos los signos de agua, necesitan un cierto grado de confianza para entrar en materia y para mostrarse tal y como son. Con paciencia y buenos modos se obtiene siempre una respuesta emocional enorme, del signo que probablemente es el más sentido de todos, y también uno de los más generosos. Amarás a Cáncer si le dejas expresarse y no le apresuras. Todo lo que le puedas dar, te lo devolverá con creces. No se olvidará de tí si le has hecho un favor, porque una vez que consigues tocarle el corazón, solo te resta ser leal y auténtico.

Precísamente la autenticidad es otra de las grandes cualidades de cáncer, que quiere siempre lo mejor, aunque no concuerde con lo que los demás valoramos como lo mejor. Por ejemplo, no entiende el éxito como la acumulación de bienes o dinero. Un éxito para cáncer es tener a la familia unida, sentir cerca a los amigos, o hacer un trabajo que, aunque no sea el mejor remunerado, sí sea muy valorado. Para ellos es muy importante su casa y su entorno, y entienden el éxito como una consecución de objetivos comunes, en la pareja o en la familia. No es que no les guste el dinero, pero no es su prioridad en la vida.

Sinceros, y muchas veces también con un exceso de empatía que les lleva a sufrir demasiado por cosas tontas, pequeñas. Pero no lo pueden evitar. Les puede doler más una frase dicha con doble sentido que un ataque frontal. Si atacas a un cáncer lo más probable es que se de la vuelta y se vaya, con desdén, como sin darle ninguna importancia a la afrenta. Es muy dificil que un cáncer responda a un acto enérgico o de violencia, lo más probable es que se las arregle precísamente para no enfrentarse con nadie. A no ser, claro, que se trate de la familia, que puede que sea lo único intocable para ellos.

Esos pequeños cambios de humor que tienen a veces es por ese exceso de empatía con los demás. Sufren demasiado, a veces más que el propio protagonista. Son capaces de ponerse en el lugar de los demás, entendiendo perfectamente una situación que no han vivido. Procura no llevar a un cáncer a ver a un enfermo grave al hospital, porque lo más seguro es que se contagie emocionalmente y le cueste un tiempo asimilar ese dolor.

Esa sensibilidad extra que tienen siempre les hace muy confiables, y suelen tener muchos amigos. Amigos de verdad, y es porque se puede confiar en ellos. Puedes contar un secreto a tu amigo cáncer y estar bien seguro que nadie se enterará. Muy aferrados a las personas, su corazón está abierto para recibir a cualquiera que no tenga malas intenciones, sin importar su origen. Es, quizá, uno de los signos con menos prejuicios, porque quieren conocer a la persona, y se molestan en analizar el contenido de las palabras, sin dar demasiada importancia a lo que pueda parecer.

Compasivos, intuitivos, pero también implacables si despues de un tiempo de dudas llegan a una conclusión final. Cáncer es de esos signos que no abandona, pero si se da cuenta del error, no dará marcha atrás jamás, y afrontará las consecuencias de su decisión pase lo que pase. Puedes dejar a un cáncer, pero ellos no te dejarán a tí, eso dalo por seguro. Como se suele decir, duele mucho que te dejen, y a algunas personas les duele aún más ser ellos los que tomen la decisión de dejar una relación. Pues es el caso de cáncer, no lo hará nunca, a no ser que se le empuje al abismo y no quede más remedio.

Cáncer es el típico visionario que puede solventar un problema complicado o complejo porque sabe situarlo muy bien en el tiempo. Es fácil ver a un cáncer alegre y motivado aún sin motivos, y es que esa capacidad de ver los problemas a largo plazo hace que la mayoría de las veces les parezcan problemas pequeños. Son muy positivos, y siempre verán el vaso medio lleno. En muchas ocasiones, cáncer parece mucho mayor de lo que es en realidad, con una mente, como se suele decir, bien amueblada. Se dice siempre que son unos niños aún en la madurez, pero depende de como se mire. Una cosa es que, por causa de la excesiva humanidad, lleven siempre un niño en su interior, son juguetones y muchas cosas se toman con sentido del humor situaciones difíciles, pero también es cierto que son los abuelos de los sentimientos, porque todo lo sienten en exceso. Normalmente, en el apartado sentimental, cuando nosotros vamos, ellos ya están de vuelta.

Cáncer se preocupa por la gente, confía en la gente y quiere ayudar. Sus prioridades en la vida están claras, y se basan en unos cimientos sólidos y confortables que puedan sustentar un cómodo futuro en cualquier situación que se presente. Sí, les gusta la comodidad, y por eso a veces se insinúa que son vagos, y también les gusta la cordialidad y el bienestar. Lo que no soporta un cáncer es a la mala gente. Parecen frágiles, cambiantes, distantes a veces, pero en el fondo saben que lo que quieren son cosas básicas, y especialmente el tiempo, para disfrutar de todas esas pequeñas cosas de la vida que se echan de menos cuando no se tienen, y que a la mayoría nos pasan desapercibidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.