Signo Escorpio

Signo EscorpioEl signo del máximo respeto, de la autoridad y del sacrificio. Los nacidos entre el 24 de octubre y el 22 de noviembre pertenecen al signo de agua que más se relaciona con el trabajo y la voluntad, auténticos titanes capaces de alcanzar una meta muy dificil.

Características de Escorpio

Es muy dificil conocer a un escorpio en profundidad, porque es un signo absolutamente reservado en lo que a su intimidad y su casa se refiere. Es abierto y amigable en un principio, pero absolutamente selectivo para las amistades verdaderas, y es poco dado a mostrar su personalidad al completo, salvo a los más proximos. Una personalidad muy estricta en todos los sentidos, con una autoridad excepcional, y que además es capaz de serlo consigo mismo. Se exige demasiado y trata siempre de cumplir con el deber y las obligaciones. Un signo inflexible en los principios, inmutable. Sus sólidas bases de carácter hacen que enfrente siempre los problemas cara a cara. No sabe rehuir un problema, no es capaz de mirar para otro lado. Escorpio siempre coje al toro por los cuernos, y se puede afirmar que cuanto antes, mejor. Cuanto antes pase página de las obligaciones antes podrá descansar en paz, y no importa si el problema es grande o un simple recado, porque la sensación de bienestar que le reporta la resolución de un problema es inmensa.

Hay signos que son discutidores, que les gusta el enfrentamiento, por ejemplo a Libra le encanta conversar y enfrentar ideas, pero no es el caso de escorpio. Lo hará sin duda, pero no busca el enfrentamiento a no ser que no quede más remedio. En general es un signo muy firme pero tranquilo. Ni va en busca de problemas ni los rehuye. Lo que hace Escorpio es adaptarse a la situación que le toque vivir con una gran firmeza y determinación. Les gusta terminar lo que empiezan, y aunque pueden ser demasiado conservadores, también asumen un riesgo cuando es necesario. Lo que no le gusta a escorpio es hacer las cosas porque sí. Necesita una razón, no es un signo que actúe por instinto. Es muy dificil que se dejen llevar, son personas muy dicíciles de manipular, o al menos en ese sentido de que se dejen imponer. Son autoritarios, pero con ellos mismos antes que nadie.

Un defecto de escorpio es la gran importancia que le da a la opinión de los demás. Su reputación es importante, y quiere mantenerla sin tacha. Quizá ésta es la razón por la que son tan reservados en su vida íntima. Es muy fácil entablar cualquier tipo de conversación con escorpio, hasta que se aborda un tema de carácter personal. Para ellos la familia es el pilar de su existencia, y su intimidad personal también. Puedes tener a un compañero de trabajo escorpio durante años y saber solo cosas superficiales de su familia. En cambio los amigos, pocos, son buenos porque no soporta las ligerezas en el terreno personal.

Es un signo más bien frío, alejado de sensiblerías. No significa que no sienta las cosas, pero antepone los aspectos prácticos a los sentimientos. Un escorpio es capaz de saber de antemano si un amor es imposible, y en tal caso no se esforzará mucho. Son muy realistas, y pueden sentir el amor como el que más, pero es muy probable que construyan el amor sobre cimientos sólidos. En este sentido le ocurre, un poco, como al signo virgo, que no se conforma con cualquier cosa. Tampoco es que sea un perfeccionista, pero quiere una relación a largo plazo, o al menos en el terreno familiar. Domina tanto sus emociones que es dificil conocerlas, al punto que al propio escorpio le puede causar confusión en el terreno amoroso. Es dificil que se dejen llevar por las emociones, pero también es cierto que cuando eligen a una pareja, piensan en que será para siempre.

Pueden legar a ser posesivos con las personas, y quizá autoritarios, porque el ansia de control que ejercen sobre sí mismos es tremenda, y su círculo de personas realmente queridas es muy pequeño. Tratarán de cuidar ese círculo al máximo, y muchas veces, sin querer, con demasiado esmero, llegando a ahogar algunas relaciones por el excesivo empeño en que todo salga bien.

Personas con ambición pero sin prisa. No es un signo que se lance a la piscina sin saber si hay agua o no. Tomarán todas las precauciones posibles, aunque lleve mucho tiempo. De ese tipo de personas que van lentos pero seguros… bueno, con una excepción: de vez en cuando les dan esos arrebatos que se suelen describir como demasiado arriesgados. De buenas a primeras, un escorpio puede subirse a lo más alto de una torre medio derruída por pura diversión, o bañarse en un río de agua fría y con corriente con una frialdad absoluta, como controlando cada momento con una gran precisión. Se suele decir que son pruebas que se hacen a sí mismos, para ponerse un obstáculo dificil y superarlo. A escorpio le encanta superarse, pero en el buen sentido, entendiendo que quiere superarse a sí mismo, y no tanto vanagloriarse de una hazaña, como lo haría leo o sagitario.

Suelen ser de ideas fijas y de costumbres también fijas, a veces demasiado. Les cuesta menos salirse de su zona de confort para un trabajo que para el ocio. Les viene bien estar con una persona que entienda la consecución de objetivos a largo plazo, porque es lo que mejor se les da, aunque no les viene mal que su alma gemela les aporte algo de improvisación, porque son demasiado estáticos en su día a día y pueden caer en un exceso de rutina. Suelen tener un mundo secreto que solo ellos conocen, una parcela inexpugnable incluso para los más cercanos. Todos tenemos un espacio propio, pero quizá para escorpio es más ámplio, y aunque sea en raras ocasiones, se sale de su rutina habitual para hacer algo nuevo e imprevisto que sorprende incluso a los propios familiares.

Escorpio se fascina por dominar las cosas (y de ahí que se diga que quiere poseerlas), ya no solo por entenderlas. Quiere hacer las cosas bien y saber cómo se hacen. Es fiel, de ideas fijas, de avance lento, pero riguroso y sobre todo muy tenaz. Le costará mucho esfuerzo dejar algo, si es que llega a conseguir tal cosa. Cuando se proponen algo no es por azar o por capricho, es porque tienen una razón poderosa que les impulsa, y son grandes luchadores que saben ver la meta final, sin importar cómo sea el camino a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.